Saltar al contenido
Ropa Cristiana

7 consejos para ir bien vestido a la Iglesia

7 consejos para ir bien vestido a la Iglesia

Tal vez te ha pasado que te han invitado a una iglesia y no sabes de que ponerte. O quizás te preguntas si existe alguna norma para ir al templo. En realidad la iglesia esta abierta para todos, sin importar su forma de vestir; pero también es cierto que muchas veces el vestir acorde a la ocasión ayuda a sentirse a gusto en el ambiente en el que te desenvuelves y esta no es la excepción.

Antes que nada quiero decirte que estos consejos no están orientados a un publico en particular ni alguna clase social en especifico. En estas líneas mi intención es prepararte para que puedas disfrutar plenamente sin estar pensando si estarás bien o mal o si se ta habrá pasado la mano con algo. Como en todo grupo social, los cristianos también tenemos algunas costumbres para vestirnos, en algunos lugares mucho mas marcada que en otras y esto depende no solo de la propia cultura de la iglesia, a veces también influye mucho la cultura social de la ciudad, pero en términos generales, es posible lograr un estilo decente y de buen gusto siguiendo estos consejos:

Trata de observar cual es el estilo de vestir de la Iglesia a donde vas

Salvo que nunca hayas ido, es aconsejable que sepas observar de que manera se visten en la congregación donde asistirás o cual es el común denominador, ya que esto te puede ayudar a elegir una combinación adecuada de acuerdo a tu repertorio. Como te he mencionado anteriormente, algunas congregaciones suelen ser mas conservadoras y estrictas que otras, especialmente en el vestir de las mujeres. Por ejemplo, puede haber templos donde las mujeres usen faldas hasta abajo en los tobillos, y otras quizás puedan permitirse debajo de las rodillas. En esos casos yo te recomendaría buscar una prenda similar de modo que puedas sentirte a gusto. Recuerda que en las congregaciones pueden haber todo tipo de personas, a algunas no les importará como andes siempre que tengas un corazón dispuesto, pero otras quizás si se incomoden, no las juzgues; recuerda que cada cabeza es un mundo y muchas personas fueron criadas bajo costumbres y reglas distintas, no necesariamente significa que sean malas, solo piensan de modo diferente. Poco a poco las personas se acercan a Jesús, este tipo de cosas también toman el buen camino.

No uses ropa con colores demasiado intensos o figuras anticristianas

Los colores vivos son ideales para salidas casuales y pueden venir bien si se combinan apropiadamente, pero combinarlos con temas en modo tigre o jaguar, dibujos que hacen alusión a la muerte o a la indecencia pueden ser un error. Tampoco los mosaicos marcados o flores con colores muy intensos son recomendables ya que pueden hacerte ver demasiado ostentoso. Trata de usar diseños un poco mas formales y sencillos que muestren cierta paz y no generen ni muestren una necesidad de llamar la atención.

No lleves prendas con telas transparentes

Algunas telas sintéticas pueden llegar a ser transparentes a la vista, es recomendable que evites esto. Es posible que algunos diseños se puedan usar de esta forma, no vamos a generalizar, pero si alguno de estos artículos muestra una parte intima o parte de ella, es mejor que no la consideres, ya que puede hacerte parecer indecente y por ende crear incomodidad sobre todo en el sexo opuesto.

En el maquillaje se lo mas natural posible

Si eres mujer y usas maquillaje trata de ser prudente en su uso. No tengo nada en contra del maquillaje, pero si vas a adorar a Dios, aprovecha ese momento para mostrarte tal cual eres. Si debes usar maquillaje, trata de no usarlo en exceso, ni mucho menos lo conviertas en una necesidad para ir, recuerda que en el templo, debes ser natural, sentirte a gusto de lo que eres. He llegado a escuchar comentarios de mujeres que no van a la Iglesia porque no tienen como taparse las arrugas o plancharse el cabello. Esto no debe ser así, en nosotros no debe existir este tipo de actitud y si la hay es porque sin duda estamos dando mucha importancia a lo que digan. Tu trata de mostrar sencillez y recuerda que si eres muy sensible, las lagrimas mas el maquillaje no hacen mucho juego.

Evita mostrar tus tatuajes

Si por alguna razón llevas tatuajes en el cuerpo, trata en lo posible de no exponerlos directamente. Es común encontrar muchas personas con tatuajes yendo a la iglesia, no por eso se les niega la entrada, pero si es cierto que suelen llamar mucho la atención, especialmente de personas mayores. Por eso, es bueno que al menos al principio, si eres un desconocido y nadie sabe nada de tu vida intentes cubrir esas marcas de modo que no resultes incomodo ni estés a la observación de todos. Debes comprender que la mayoría de las personas no solo en la iglesia, incluso fuera pueden crear un perfil psicológico de alguien que lleva marcas al asociarlo con un estilo de vida en concreto. No se trata de que ocultes quien eres, en algún momento todos deberán conocer tu testimonio, pero si eres un desconocido, lo mejor es ser prudente. Piensa por ejemplo en una entrevista de trabajo, si sabes que es algo muy formal, intentarías encajar lo mas que puedas, bueno algo así puede suceder en este caso. La paciencia es importante, Cristo es al final quien pelea por nosotros.

tips para vestir de un cristiano

Busca opiniones de amigos y seres queridos

Seguramente te ha pasado que amigos y familiares te dicen que algo te queda muy bien y tu sin embargo no consigues sentirte a gusto. Aprende a escuchar sus consejos, créeme; nuestra propia opinión no siempre es la mas objetiva y es importante de vez en cuando saber como nos miran los demás para encontrar la mejor versión de nosotros en este sentido.

Encuentra tu propio estilo

Ir a la iglesia es en primer lugar sentirte a gusto contigo mismo, ya que de esto depende también la receptividad, el disfrute y el gozo que sentirás. Si te has acostumbrado a una misma forma de vestir, date la oportunidad de cambiar, inténtalo; no pierdes nada. Conozco muchas mujeres que odiaban las faldas en su haber, pero al cabo de un tiempo, pudieron encontrarse a gusto en ellas y esto también pasa con los hombres que nunca usaron un traje o una manga larga. Ninguna prenda es mala en si misma, y con una pequeña búsqueda podemos encontrar estilos y formas de combinar nuestra ropa geniales y que pueden ir perfectamente con nosotros, con nuestra esencia y lo que deseamos trasmitir, incluso; pueden ayudarnos a salir de nuestra zona de confort y conocernos un poco mas.

Close