Saltar al contenido
Ropa Cristiana

Qué refleja tu manera de vestir

Qué refleja tu manera de vestir

Existen muchas cosas que pueden marcar la vida de un ser humano, una de estas son las palabras. En la vida hemos escuchado cómo muchas personas nos juzgan por nuestra forma de ser, vestir, hablar o simplemente por nuestro aspecto físico, pues, en nuestra vestimenta podemos exteriorizar en cierta forma que esto nos ha afectado, ya sea porque descuidamos nuestra manera de vestir o porque somos ostentosos, pero Dios nos habla en su palabra:

Romanos 12: 3 ?Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga un alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno?

Dale importancia a tu cuidado personal

Nuestro Señor nos manda a ser humildes, esto quiere decir, que debemos reconocer nuestros defectos, pero también es importante tomar en cuenta los atributos que tenemos, esto no nos hace altivos, sin embargo, debemos guardarlo para sí, nuestro cuerpo es nuestro culto racional y debemos darle importancia a nuestra imagen y cuidado personal, con la medida necesaria, no vivir para el cuerpo pero si respetarlo y honrarlo como lo manda nuestro creador.

Eres embajador de Cristo

Mi consejo para ti, es que trates de brillar donde quiera que estés, primeramente, con tu testimonio, y por supuesto con tu imagen, verse bien y pulcro es vital para llegar también a los que no conocen a Jesús, y muy importante con tu aseo personal, no querrás evangelizar con mal aliento, o sucio, traería una mala imagen no solo para ti, sino también para tu congregación y estarías representando de mal forma el reino de los cielos.

Recuerda considerar tu cuerpo, lo que te favorece y lo que no te queda tan acorde, hay prendas que pueden quedarte muy provocativas o te pueden aumentar unos años de más, y lo que se quiere es que tu apariencia sea agradable, pregúntale a alguien de confianza qué cosas te quedan bien, siempre es bueno oír otra opinión, hay personas que te aprecian y se preocupan por ti, así que escúchalos.

Cuida tu corazón de toda palabra hiriente

Es muy difícil agradar a todo el mundo, estamos en un mundo maliciosos, lleno de prejuicios, y la iglesia no es la  excepción, en tu caminar con Cristo siempre vas a oír críticas, así que, cuida tu corazón recuerda, que esto es parte de las luchas que debemos enfrentar en esta vida, no permitas que eso te robe la paz, ni te llene de maldad contra el mundo ni contra la congregación, porque como vemos de ejemplo en apocalipsis, ninguna iglesia mencionada era perfecta y todavía la congregación perfecta no existe.

Para concluir, recuerda que Cristo no nos da carga que no podemos llevar, y que Él nos ha llamado a una vida en libertad, por lo tanto, suéltate en las manos del Señor y deja que el guía tu día a día, que tome el control de lo más mínimo en tu vida.

 

Close