Saltar al contenido
Ropa Cristiana

¿Es pecado usar bikini? ¿Qué dice la biblia?

mujer cristiana bikini

Nos encanta la playa, disfrutar del calor que nos proporciona el sol, de la cómoda arena y de la refrescante agua del mar que cubre nuestro cuerpo. por lo que un fin de semana que tomemos con el objetivo de broncearnos nunca nos hará daño; pero aun en estos sitios de relajamiento y distracción es sumamente importante mantener nuestra imagen como hijos de Dios. El mundo con el pasar de los años ha dejado atrás a la modestia entregándose a vestimentas cada vez más sensuales. Pero en años anteriores los trajes de baños cristianos trataban de ocultar ciertas áreas con el objetivo de mantener la dignidad de la mujer.

Los tiempos avanzaron y la moda en su afán de vender dictaminó que mientras mas se muestre mejor y dio nacimiento a una prenda que durante muchos años sembró polémica pero que hoy se considera normal: el bikini. Es que es imposible ir a una playa y no ver a una mujer utilizando este tipo de prendas; pero sabemos que como hijos de Dios las modas de este mundo no nos mueven, así que ¿cuál debe ser nuestra postura ante este tipo de prendas? ¿ Es pecado usar bikini en la playa?.

Trajes de baño cristianos: La modestia

Es imposible detener el paso del tiempo y todo en absoluto cede ante él; nuestro armario ha cambiado por completo, hemos dejado atrás ciertas prendas y en muchos casos actualizamos nuestra ropa para vernos bien de acuerdo a la moda del momento. Esto no es malo necesariamente, nuestra vestimenta es carta de presentación y el verdadero peligro de la modas en nuestra vida sucede cuando decidimos conformarnos a ellas y no  a ser transformados por medio de la renovación de nuestra mente.

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. 

Romanos 12:1-2

La biblia aunque no toca el tema de la vestimenta, nos habla de como debe ser nuestro comportamiento en este mundo. Es cierto que las modas cambian y el tiempo deja todo obsoleto; pero la palabra de Dios jamas pasará y siempre se mantiene vigente. Por lo que adoptar patrones vigentes de este mundo los cuales están fuera de la palabra nos puede llevar a perder nuestro enfoque como hijos de Dios.

Nuestra vestimenta no debe ser marcada por los patrones de este mundo, sino de algo mas real y menos pasajero como lo es la palabra de Dios. Ahora bien, ¿Si soy creyente es pecado usar traje de baño, especificamente el bikini? Al fin al cabo no deja de ser tan solo una prenda de vestir, se podría pensar.

La modestia como guía

Somos hijos de Dios en cualquier lugar donde estemos, por lo que no podemos limitar la palabra de Dios a ciertos momentos y  lugares.La modestia debe afectar todas las áreas de nuestra vida y la vestimenta es una de ellas. Nuestro armario deber ser  por lo tanto un reflejo de la modestia que llevamos en nuestro corazón. El problema con el bikini  radica en su concepción como prenda sensual, no olvidemos que es visible gran parte del cuerpo con el uso de esta prenda, por lo que su uso en piscinas, playa u otro lugar, seria como salir en ropa interior a la calle.

El bikini es una prenda diseñada para exhibir, por lo que al usarlo le decimos a las personas que tienen completa libertad de observar nuestro cuerpo con solo el objetivo de satisfacer nuestro ego.  El solo hecho de pensar en exhibir confronta la palabra de Dios, ya que nuestro cuerpo ni siquiera nos pertenece por lo que no tenemos autoridad sobre él. Lo primero que las personas ven  y tienden a recordar es nuestra forma de vestir, por lo que debemos cuidarla para enviar el mensaje correcto.

La mujer creyente y el bikini

La mayoría somos conocedores de este pasaje de la biblia:

Que el adorno de ustedes no sea el externo: peinados ostentosos, joyas de oro o vestidos lujosos, sino que sea lo que procede de lo íntimo del corazón, con el adorno incorruptible de un espíritu tierno y sereno, lo cual es precioso delante de Dios

1 Pedro 3:3-4

Nuestra belleza va más allá de lo que podamos mostrar con vestidos y prendas. Y un bikini jamás podrá exhibirle al mundo lo verdaderamente importante: que  como hijas de Dios, se procure exteriorizar todo lo que  adorna nuestro interior  y apunte a los demás hacia Cristo y no hacia nosotras mismas. 

Ten siempre en mente ,Que Jesucristo es nuestro mayor enfoque, es el punto fijo en el cual en todo momento debemos mirar y eso es algo que trasciende cualquiera de nuestros deseos o pensamientos. Como mujer cristiana puedes usar traje de baño, siempre que esto no transgredatus propios valores.  ?Pues si vivimos, para el Señor vivimos, y si morimos, para el Señor morimos? (Ro. 14:8). No exhibas tu cuerpo usando un bikini, exhibe a Cristo por medio de tus actos, para que el mundo se puede acercar a Él, SE SIEMPRE UN INSTRUMENTO EN SUS MANOS.

 

 

Close